Dos manantiales se extinguen por el sismo en México

0
14

Por Marcos Romero

(ANSA) – CIUDAD DE MEXICO, 5 OCT – El terremoto del 19 de septiembre, de 7,1 grados Richter, provocó la desaparición de dos manantiales que regaban extensas zonas agrícolas del estado de Morelos, vecino a la capital, cerca del epicentro.

El flujo de estas fuentes beneficiaba a más de 2,600 hectáreas de una zona agrícola en tres municipios del estado de Morelos, entre ellos más de 80 hectáreas en la localidad de San Ramón, así como extensas áreas de Xochitepec, Apotla y en Puente de Ixtla. Además, alimentaba varios centros turísticos de aguas termales, como Agua Hedionda, en la ciudad de Cuautla, muy visitado por los turistas locales y famoso por sus aguas sulfurosas con efectos curativos.

La secretaria de Turismo del estado, Mónica Reyes, señaló que al menos 15 sitios de fuentes de aguas termales se encuentran en riesgo de desaparecer.

De acuerdo con los especialistas, el terremoto con epicentro en la frontera entre Morelos y el estado de Puebla, que arrojó 369 muertos, afectó los mantos freáticos que nutren estas zonas en el sector oriente con aguas sulfuradas, cloruradas, carbo-gaseosas, radioactivas y sulfatadas.

“Son 15 los balnearios afectados, debido a que el cercano volcán Popocatépetl sufrió una fractura en su base, y eso hace que el agua no llegue de la misma manera que estaba llegando a nuestros balnearios naturales para poder alimentar así las piscinas”, explicó.

En el caso de Agua Hedionda, se informó que “está completamente vacía” y el agua de las piscinas tuvo que vaciarse por completo pues llegó con lodo y no es posible utilizarlas.

También el balneario regional San Ramón, de aguas termales, ubicado en el poblado de Chiconcuac, en el municipio de Xochitepec, se encuentra con “cero agua” pues el manantial que lo nutría “simplemente se secó”.

Palo Bolero, en el municipio Xochitepec, y Apotla en el de Puente de Ixtla, sufrieron una reducción menor del flujo de agua.

Otro de los impactos fue un parque recreativo acuático recién inaugurado en la localidad de Oaxtepec, llamado Hurricane Harbor, concesionado a la firma estadounidense “Six Flags”, que debió cerrar por varias semanas para llevar a cabo una “exhaustiva revisión de seguridad e ingeniería de todo el lugar”.

Especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y del Instituto Mexicano de Tecnología del Agua iniciaron estudios para determinar si este misterioso fenómeno es temporal o definitivo. En manantiales de la localidad turística Oaxtepec, vecina a Cuautla, se ha reportado paralelamente el brote de una mayor cantidad de contenido sulfuroso, lo que significa que el agua podría haberse desviado hacia otra zona.

Según los expertos, un sismo puede provocar que “los manantiales desaparezcan por un breve tiempo o definitivamente, cambien la composición mineral de sus aguas y varíen de temperatura”. “Todavía no hay un diagnóstico preciso, se tienen que seguir observando los manantiales y seguir haciendo estudios para poderlo determinar”, indicó el secretario ejecutivo de la Comisión de Agua de Morelos, Carlos Valencia. “Estamos) compartiendo la información de la que disponemos para tratar de reunir la mayor cantidad de datos disponibles y se tiene que hacer algunos estudios adicionales para determinar” si será algo duradero, señaló.

El gobierno de Morelos informó que, en caso necesario, el flujo que aportaban los manantiales se garantizará a través de pozos, líneas de conducción desde otras fuentes o cámaras de bombeo y se reducirá la demanda a través de la tecnificación del riego.

Al margen de las conclusiones de los estudios y a la par de las investigaciones de los especialistas, las autoridades trabajan para reactivar los centros turísticos golpeados por el sismo, pues en algunos casos hay zonas donde operan baños de aguas termales, así como la producción agrícola.

Fuente: www.elperiodicodemexico.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here