La ruta de las termas entre Argentina Y Chile

0
558

Apenas cruzar la cordillera, el vecino país ofrece un circuito de aguas calientes y curativas para todos los bolsillos.

Atención!Puede que los valores que se mencionan, hayan variado!

En la Región de los Ríos (Chile), muy cerca del límite con Argentina, aparecen escondidas en medio de la selva valdiviana las aguas calientes que emergen burbujeantes desde el fondo de los volcanes, conformando un anillo de baños termales que en los últimos años han terminado por definir un destino turístico de primer nivel. “Somos el mayor corredor termal de Sudamérica, con más de 15 establecimientos solo entre Liquiñe y Coñaripe”, detallan desde la Secretaría de Turismo regional, resaltando que la oferta “incluye desde modestas instalaciones, muy rústicas y naturales, hasta sofisticadas infraestructuras con todos los servicios”. La Ruta de la Salud, entrando por el norte o por el sur, está preparada para recibir a las familias, parejas, tipo resort e incluso con las variables del ecoturismo. Todas, con el mismo fin: aliviar dolores y relajar el cuerpo, olvidándose por un tiempo de la civilización. Por una cuestión lógica y de seguridad, a esta altura del año se recomienda entrar al país vecino por el paso Cardenal Samoré (totalmente pavimentado). A solo 115 kilómetros de Villa La Angostura están los complejos termales de Puyehue y Aguas Calientes. Desde allí hay que hacer otros 75 km hasta Osorno, donde la ruta 215 se une a la autopista 5. Tomar al norte (peaje en La Unión de $40) hasta Panguipulli (147 km), donde comienza todo el circuito termal hacia el oeste. Además, el marco espectacular de los enormes ríos y las riberas de los lagos Panguipulli, Calafquen, Riñihue y Pirihueico. Sin embargo, averiguando con tiempo las condiciones meteorológicas, también se puede llegar por los pasos Huahum, Carririñe, Mamuil Malal o Pino Hachado. En la zona hay decenas de pequeñas ciudades turísticas con todos los servicios (Panguipulli, Licán Ray, Coñaripe, Liquiñe), separadas por muy pocos kilómetros, por cuanto está todo garantizado: alojamiento, gastronomía típica, combustible, bancos, hospitales. En casi todos los lugares atienden con tarjetas de crédito/débito, aunque siempre hay que llevar algo de dinero chileno (hay casas de cambio por todos lados). De todas maneras, a solo una hora de camino están Valdivia, Villarrica y Pucón. A ORILLAS DEL PELLAIFA Dieciséis kilómetros al sur de Coñaripe, por la ruta 201, se encuentra la cuesta de Los Añiques, desde donde se obtiene una vista inolvidable: bosques y montañas, el lago Pellaifa a sus pies y a su lado dos termas que se complementan perfectamente: Termas de Coñaripe: Con sus 20 años de existencia, este complejo apunta principalmente a la confortabilidad, llegando a convertirse en un centro termal de tres estrellas visitado mayoritariamente por extranjeros, un verdadero resort de aguas minerales que destaca por la variedad de sus servicios. Tiene seis piscinas que van entre los 38° C y 40° C, tanto recreacionales como de introspección, una con fondo de barro, semitechadas, con hidromasajes e incluso una pileta dentro del spa. Este se destaca por los masajes de relajación y descontracturación, junto a terapias con piedras, barro, miel, chocolate y vino. Los análisis “confirman la excelente calidad de las aguas con altos contenidos de litio y hierro, además de sodio, calcio, boro y magnesio; que ayudan a eliminar el estrés, cansancio, reumatismo, lumbago y afecciones a la piel”. Las instalaciones tienen una capacidad de alojamiento de 45 personas, con un hotel con 4 suites matrimoniales y 6 habitaciones dobles; 3 cabañas para 6 personas cada una y un departamento con capacidad para 8 personas. También ofrece un restaurante con capacidad para 80 personas, sala de reuniones, cancha de tenis, salas de juegos y de ejercicios, jacuzzi, barro y masajes de relajación. La entrada a las termas cuesta $14.000 ($280) por el día, aunque en invierno hay promociones que incluyen el almuerzo. Alojarse con todo incluido: $85.000 ($1700) por pax. Consultas y reservas en la página www.termasconaripe.cl ; teléfonos: (45) 2 324 800 – (45) 2 323 800 – (09) 9020 6896; E-mail: info@termasconaripe.cl Ecotermas Pellaifa: A pocos metros de las anteriores, en un fundo de 500 hectáreas, aparecen estas termas que se destacan por sus actividades al aire libre y la presencia de animales (llamas, caballos, ovejas) circulando por el predio. Sin embargo, el imán principal siempre son las propiedades terapéuticas de sus aguas termales, con cinco piscinas al aire libre y techadas, más “la única piscina de puro barro de la ruta”, que surge a más de 70° y “uno va poniendo el cuerpo hasta que aguanta” (42° C). En el mismo complejo, una línea de 250 metros de canopy que cruza encima de las termas; kayak por el lago, trekking y cabalgatas hasta una cascada escondida en la cuesta vecina. En el valle se suma la posibilidad de recorrer la Ruta de la Miel, que lleva a conocer la elaboración y extracción de los cajones de abejas instalados por los pobladores. Aunque se pueden visitar por el día ($ 8.000 -$160-adultos y $ 5.000 -$100- niños), las Eco Pellaifa dan para considerar una estadía mayor en sus pintorescas cabañas (desde $ 60.000 -$1200- para 4 personas, que incluye ingreso a las piscinas). Consultas en www.ecotermaspellaifa.cl UN PUEBLO TERMAL Junto a las artesanías en madera, al pueblo de Liquiñe, 30 kilómetros al sur de Coñaripe, lo distingue la cantidad de termas que emergen a cada paso, muchas rústicas y explotadas por las propias familias dueñas de la tierra, aunque también hay un par para el turismo: Termas Río Liquiñe: emplazadas justo en el centro del pueblo y ya con 20 años de trayectoria donde han priorizado comodidad y atención. Sus aguas curativas están recomendadas para el alivio de dolores reumáticos, para el mejoramiento completo del sistema nervioso y agotamiento físico y enfermedades de la piel. Poseen una acogedora infraestructura de espacios amplios, tipo hostería. Suman una piscina termal de 15×30 m ($ 7.000 -$140- adultos y $ 3.500 -$70- niños), más un exclusivo restaurante con comidas caseras, una cafetería que oficia de pub por la noche (imperdible la picada con carne de jabalí, ciervo, salmón ahumado y queso), jardines acogedores y una costanera que corre junto al río Liquiñe. De hecho, se apunta a una estadía prolongada en sus cabañas con baños termales e hidromasajes en su interior ($ 52.000 -$1040- por persona, all inclusive), derecho a piscina día y noche, salas de masajes con variadas terapias. Consultas: www.termasrioliquine.cl En la misma localidad están las termas Manquecura, cuyas aguas ofrecen temperaturas entre 42º y 47º y son ricas en minerales como fósforo, litio y potasio, indicados para enfermedades reumáticas. Cuenta además con un restaurante y alojamiento en cabañas desde donde se puede apreciar en toda su inmensidad el valle de Liquiñe. Sobre el camino del paso Carririñe (sale a Junín y San Martín de los Andes), se ubican las termas de Hipólito Muñoz, con dos piscinas termales, baños de vapor, barro, sitios de camping y un par de cabañas modestas. Por otro sector están las termas de Punulaf, con piscinas rústicas temperadas, techadas y al aire libre, en un entorno natural cordillerano y de selva valdiviana. Son las más económicas del sur de Chile y a ello se debe su concurrencia masiva. Cuentan con cabañas básicas y sitios de camping. Las termas de Quintuman están rodeadas de exuberante vegetación y cerros llenos de árboles nativos. Ofrecen una piscina termal de aguas cuyos componentes ricos en minerales brindan una maravillosa experiencia que permite olvidar el estrés y las dolencias musculares. Cuentan con baños de barro, amplios sitios para camping, muy limpios y ordenados y dos cabañas y duchas con agua caliente. MUNDO PUYEHUE Entre Villa La Angostura y Osorno se destacan dos complejos termales insertos en Parque Nacional Puyehue: Aguas Calientes: ofrece una piscina techada con agua termal a 38º y un espacio destinado a la relajación; más una piscina termal descubierta (agua a 39º), en la ribera del río Chanleufú que ofrece un entorno de naturaleza exuberante. El complejo posee también un total de 26 cabañas (algunas con exclusivo hot tub termal), más un spa y restaurante. Otro dato interesante es que está a apenas a 15 km del centro de esquí Antillanca y a 25 km de la localidad de Entre Lagos, con amplia oferta en alojamiento, gastronomía y otros servicios complementarios. El costo de ingreso a la piscina cubierta es $9.000 ($180) para adultos (niño $4.000, adulto mayor y discapacitados $6.500). En tanto, alojarse un día en una cabaña para 4 personas sale $ 80.000 ($ 1.600), aunque con la tina exterior exclusiva sube a $102.500 ($2.500). Info y reservas: www.termasaguascalientes.cl Hotel Puyehue: fundado en 1910, desde entonces es un ícono del turismo termal en el sur de Chile. El actual Termas Puyehue Wellness & SPA Resort se encuentra rodeado de un impresionante bosque de 107.000 hectáreas que, en conjunto con los ríos y lagos, convierten esta zona “en un espectacular santuario de la naturaleza que protege y desarrolla la biodiversidad”. El hotel es de la modalidad “todo incluido” y dispone de una piscina techada y otra al aire libre, más un spa que “pone a disposición más de 40 diferentes tratamientos para el bienestar y la salud”. El costo de alojamiento por día: $298.000 la doble (unos $6.000 argentinos), que incluye transfer regular aeropuerto Osorno, todas las comidas y bebidas –también las alcohólicas–, programa de actividades, uso de piscinas, gimnasio y sauna). Averiguar en agosto por escapada romántica: dos noches por $208.000 ($4.000) por persona. Info: www.puyehue.cl (Agencia El Bolsón) En la próxima entrega: opciones en Pucón desde San Martín de los Andes.

Por una cuestión lógica y de seguridad, a esta altura del año se recomienda entrar al país vecino por el paso Cardenal Samoré (totalmente pavimentado). A solo 115 kilómetros de Villa La Angostura están los complejos termales de Puyehue y Aguas Calientes. Desde allí hay que hacer otros 75 km hasta Osorno, donde la ruta 215 se une a la autopista 5. Tomar al norte (peaje en La Unión de $40) hasta Panguipulli (147 km), donde comienza todo el circuito termal hacia el oeste. Además, el marco espectacular de los enormes ríos y las riberas de los lagos Panguipulli, Calafquen, Riñihue y Pirihueico. Sin embargo, averiguando con tiempo las condiciones meteorológicas, también se puede llegar por los pasos Huahum, Carririñe, Mamuil Malal o Pino Hachado. En la zona hay decenas de pequeñas ciudades turísticas con todos los servicios (Panguipulli, Licán Ray, Coñaripe, Liquiñe), separadas por muy pocos kilómetros, por cuanto está todo garantizado: alojamiento, gastronomía típica, combustible, bancos, hospitales. En casi todos los lugares atienden con tarjetas de crédito/débito, aunque siempre hay que llevar algo de dinero chileno (hay casas de cambio por todos lados). De todas maneras, a solo una hora de camino están Valdivia, Villarrica y Pucón.

A ORILLAS DEL PELLAIFA Dieciséis kilómetros al sur de Coñaripe, por la ruta 201, se encuentra la cuesta de Los Añiques, desde donde se obtiene una vista inolvidable: bosques y montañas, el lago Pellaifa a sus pies y a su lado dos termas que se complementan perfectamente: Termas de Coñaripe: Con sus 20 años de existencia, este complejo apunta principalmente a la confortabilidad, llegando a convertirse en un centro termal de tres estrellas visitado mayoritariamente por extranjeros, un verdadero resort de aguas minerales que destaca por la variedad de sus servicios. Tiene seis piscinas que van entre los 38° C y 40° C, tanto recreacionales como de introspección, una con fondo de barro, semitechadas, con hidromasajes e incluso una pileta dentro del spa. Este se destaca por los masajes de relajación y descontracturación, junto a terapias con piedras, barro, miel, chocolate y vino. Los análisis “confirman la excelente calidad de las aguas con altos contenidos de litio y hierro, además de sodio, calcio, boro y magnesio; que ayudan a eliminar el estrés, cansancio, reumatismo, lumbago y afecciones a la piel”.

Las instalaciones tienen una capacidad de alojamiento de 45 personas, con un hotel con 4 suites matrimoniales y 6 habitaciones dobles; 3 cabañas para 6 personas cada una y un departamento con capacidad para 8 personas. También ofrece un restaurante con capacidad para 80 personas, sala de reuniones, cancha de tenis, salas de juegos y de ejercicios, jacuzzi, barro y masajes de relajación. La entrada a las termas cuesta $14.000 ($280) por el día, aunque en invierno hay promociones que incluyen el almuerzo. Alojarse con todo incluido: $85.000 ($1700) por pax. Consultas y reservas en la página www.termasconaripe.cl ; teléfonos: (45) 2 324 800 – (45) 2 323 800 – (09) 9020 6896; E-mail: info@termasconaripe.cl Ecotermas Pellaifa: A pocos metros de las anteriores, en un fundo de 500 hectáreas, aparecen estas termas que se destacan por sus actividades al aire libre y la presencia de animales (llamas, caballos, ovejas) circulando por el predio. Sin embargo, el imán principal siempre son las propiedades terapéuticas de sus aguas termales, con cinco piscinas al aire libre y techadas, más “la única piscina de puro barro de la ruta”, que surge a más de 70° y “uno va poniendo el cuerpo hasta que aguanta” (42° C). En el mismo complejo, una línea de 250 metros de canopy que cruza encima de las termas; kayak por el lago, trekking y cabalgatas hasta una cascada escondida en la cuesta vecina. En el valle se suma la posibilidad de recorrer la Ruta de la Miel, que lleva a conocer la elaboración y extracción de los cajones de abejas instalados por los pobladores. Aunque se pueden visitar por el día ($ 8.000 -$160-adultos y $ 5.000 -$100- niños), las Eco Pellaifa dan para considerar una estadía mayor en sus pintorescas cabañas (desde $ 60.000 -$1200- para 4 personas, que incluye ingreso a las piscinas). Consultas en www.ecotermaspellaifa.cl

UN PUEBLO TERMAL Junto a las artesanías en madera, al pueblo de Liquiñe, 30 kilómetros al sur de Coñaripe, lo distingue la cantidad de termas que emergen a cada paso, muchas rústicas y explotadas por las propias familias dueñas de la tierra, aunque también hay un par para el turismo: Termas Río Liquiñe: emplazadas justo en el centro del pueblo y ya con 20 años de trayectoria donde han priorizado comodidad y atención. Sus aguas curativas están recomendadas para el alivio de dolores reumáticos, para el mejoramiento completo del sistema nervioso y agotamiento físico y enfermedades de la piel. Poseen una acogedora infraestructura de espacios amplios, tipo hostería. Suman una piscina termal de 15×30 m ($ 7.000 -$140- adultos y $ 3.500 -$70- niños), más un exclusivo restaurante con comidas caseras, una cafetería que oficia de pub por la noche (imperdible la picada con carne de jabalí, ciervo, salmón ahumado y queso), jardines acogedores y una costanera que corre junto al río Liquiñe.

De hecho, se apunta a una estadía prolongada en sus cabañas con baños termales e hidromasajes en su interior ($ 52.000 -$1040- por persona, all inclusive), derecho a piscina día y noche, salas de masajes con variadas terapias. Consultas: www.termasrioliquine.cl En la misma localidad están las termas Manquecura, cuyas aguas ofrecen temperaturas entre 42º y 47º y son ricas en minerales como fósforo, litio y potasio, indicados para enfermedades reumáticas. Cuenta además con un restaurante y alojamiento en cabañas desde donde se puede apreciar en toda su inmensidad el valle de Liquiñe. Sobre el camino del paso Carririñe (sale a Junín y San Martín de los Andes), se ubican las termas de Hipólito Muñoz, con dos piscinas termales, baños de vapor, barro, sitios de camping y un par de cabañas modestas. Por otro sector están las termas de Punulaf, con piscinas rústicas temperadas, techadas y al aire libre, en un entorno natural cordillerano y de selva valdiviana. Son las más económicas del sur de Chile y a ello se debe su concurrencia masiva. Cuentan con cabañas básicas y sitios de camping.

Las termas de Quintuman están rodeadas de exuberante vegetación y cerros llenos de árboles nativos. Ofrecen una piscina termal de aguas cuyos componentes ricos en minerales brindan una maravillosa experiencia que permite olvidar el estrés y las dolencias musculares. Cuentan con baños de barro, amplios sitios para camping, muy limpios y ordenados y dos cabañas y duchas con agua caliente. MUNDO PUYEHUE Entre Villa La Angostura y Osorno se destacan dos complejos termales insertos en Parque Nacional Puyehue: Aguas Calientes: ofrece una piscina techada con agua termal a 38º y un espacio destinado a la relajación; más una piscina termal descubierta (agua a 39º), en la ribera del río Chanleufú que ofrece un entorno de naturaleza exuberante. El complejo posee también un total de 26 cabañas (algunas con exclusivo hot tub termal), más un spa y restaurante. Otro dato interesante es que está a apenas a 15 km del centro de esquí Antillanca y a 25 km de la localidad de Entre Lagos, con amplia oferta en alojamiento, gastronomía y otros servicios complementarios.

El costo de ingreso a la piscina cubierta es $9.000 ($180) para adultos (niño $4.000, adulto mayor y discapacitados $6.500). En tanto, alojarse un día en una cabaña para 4 personas sale $ 80.000 ($ 1.600), aunque con la tina exterior exclusiva sube a $102.500 ($2.500). Info y reservas: www.termasaguascalientes.cl Hotel Puyehue: fundado en 1910, desde entonces es un ícono del turismo termal en el sur de Chile. El actual Termas Puyehue Wellness & SPA Resort se encuentra rodeado de un impresionante bosque de 107.000 hectáreas que, en conjunto con los ríos y lagos, convierten esta zona “en un espectacular santuario de la naturaleza que protege y desarrolla la biodiversidad”. El hotel es de la modalidad “todo incluido” y dispone de una piscina techada y otra al aire libre, más un spa que “pone a disposición más de 40 diferentes tratamientos para el bienestar y la salud”.

El costo de alojamiento por día: $298.000 la doble (unos $6.000 argentinos), que incluye transfer regular aeropuerto Osorno, todas las comidas y bebidas –también las alcohólicas–, programa de actividades, uso de piscinas, gimnasio y sauna). Averiguar en agosto por escapada romántica: dos noches por $208.000 ($4.000) por persona. Info: www.puyehue.cl (Agencia El Bolsón) En la próxima entrega: opciones en Pucón desde San Martín de los Andes.

Fuente: http://bit.ly/2jdjguy

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here