Reinauguración de las Termas de Pedro Luro, Buenos Aires, Argentina

0
78

Por Maximiliano Pérez Joos

El pasado 18 de octubre reabrió al público el complejo termal de Pedro Luro. Pasado un año desde que sus puertas cerraron dada la finalización del contrato con el anterior concesionario, el complejo del sur bonaerense reabre de la mano de nuevos inversores y con un espacio totalmente renovado.

Instalaciones para disfrutar

El lugar permite ser excursionista o huésped. Cuenta con dos sectores diferenciados para disfrutar de estas beneficiosas aguas, uno cubierto en el que se encuentran 3 piletas a diversas temperaturas y con diferentes opciones, cascada, chorros, hidromasajes, además de sauna húmedo y spa. Por fuera, a pocos metros otra serie de piletas ofrece utilizar las aguas al aire libre con un bello entorno que incluye nada más ni menos que el Río Colorado, portal de la Patagonia.

Para aquellos que quieran disfrutar más de un día, el complejo cuenta con un renovado hotel que le ofrece al huésped todas las comodidades para que su estadía sea aún más placentera. Incluyendo restaurant y cervecería artesanal.

El complejo termal forma parte del llamado “Triángulo Turístico” de Pedro Luro, que junto a él conforman el lago-parque La Salada y el complejo religioso de Fortín Mercedes.

Rojizo, el color de sus aguas

El complejo municipal fue inaugurado en 1967, aunque el surgente termal data de 1941 fecha en la que fueron descubiertas estas aguas que, como se refieren a ellas dos prestigiosos investigadores sobre su mineralización son “las más notables e importantes en su género entre las descubiertas en el país y ocupan un lugar entra las más notables del mundo…” En ellas se encuentran 21 elementos entre los cuales se hallan; cloro, iodo, bromo, azufre, etc. sin embargo el que se destaca es el hierro, que al estado de bicarbonato ferroso disuelto en el agua, al salir a la superficie entra en contacto con el aire y se oxida, dándole un particular color rojizo a estas aguas.

Por su mineralización y termalidad, las aguas de Pedro Luro tienen numerosas aplicaciones terapéuticas, aplicadas en forma de baños estarían indicadas para aliviar afecciones cutáneas, neuroartritismo, obesidad, algunas eczemas, dermatitis, osteítis, heridas fistulizadas, afecciones reumáticas, artritis de varios tipos, lumbociatica reumatismo, impotencia sexual masculina, estados nerviosos,  entre otras. Pero fuera de pensar en sus propiedades fisicoquímicas, estas aguas ofrecen una oportunidad para el descanso físico-mental y alcanzar estados de relajación. Consejo: no llevar trajes de baño o toallas de color blanco, a no ser que quiera teñirlas de rojizo sin gastar en anilina.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here