Termas en Buenos Aires: Termas de El Salado

0
300

Las termas de El Salado se encuentran a sólo 90 minutos de la ciudad de Buenos Aires y a 75 minutos de La Plata en la localidad de General Belgrano (Av. Intendente Ferrer y Camino de la Rivera).

El parque termal de El Salado cuenta con una pileta cubierta y tres semicubiertas con diferentes temperaturas que varían entre los 34 y 40 grados.  Además, durante la primavera y el verano se habilitan dos piscinas comunes con agua natural.

El complejo ofrece a quienes lo visitan diferentes servicios: parque acuático, sector de descanso con quinchos, spa, alquiler de batas, fast food, heladerías, baños, duchas y vestuarios. Es la propuesta perfecta para hacer un alto en la rutina y vivir una estadía descanso reparadora.

NUESTRAS PILETAS

Diseño exclusivo de piletas ensambladas. El Complejo cuenta con 1 pileta cubierta y 3 semi-cubiertas con diferentes temperaturas de agua termal.

En Primavera – Verano se habilitan 2 piletas adicionales con agua natural fría, sin propiedades minerales. Se encuentran ensambladas entre si generando una capacidad total aproximada para 600 personas.

Con una superficie total de 700 metros cuadrados, las temperaturas oscilan entre 34 y 40 grados centígrados.

EL AGUA TERMAL FUENTE DE ENERGÍA

Las aguas mineromedicinales son aquellas que, formadas en el seno de la tierra, emergen espontáneamente o mediante captado y que, por sus características físicas y/o químicas, pueden ejercer efectos terapéuticos. Dichos efectos benéficos guardan relación con las cualidades físicas, químicas y biológicas de las aguas al momento en que éstas emergen, dado que, en muchos casos, la conservación o envasado de las mismas conlleva una pérdida o alteración de tales propiedades terapéuticas. Es por esto último que se hace referencia a que el aprovechamiento de las propiedades de las aguas termales debe llevarse a cabo en las cercanías del manantial o punto de nacimiento para asegurar su eficacia.

En la actualidad, las estaciones termales son complejos de renovada importancia, no sólo por el aspecto médico, sino por el papel turístico y social que desempeñan. A diferencia de cómo eran concebidas antiguamente, las termas en el presente no son lugares exclusivamente para el tratamiento de enfermedades, sino que ahora también está dirigido hacia gente joven y sana. Los establecimientos se han modernizado, ampliando su oferta, superando su función de rehabilitación, curación o prevención de enfermedades; para convertirse en centros de vacaciones de salud para quienes desean unas vacaciones tranquilas, pero no por ello aburridas.

CARACTERÍSTICAS TERAPÉUTICAS

Las características terapéuticas de las aguas termales radica en sus componentes químicos, físicos y biológicos. Los efectos químicos se encuentran vinculados con las substancias que posee el agua, los minerales que la componen, que al estar en contacto con la piel, pasan por ósmosis al torrente sanguíneo. En tanto que los efectos físicos se deben principalmente a la temperatura del agua, dado que ésta produce una vaso dilatación periférica, con la cual se mejora la oxigenación de los tejidos en la zona tratada y liberación de substancias que producen efecto antiinflamatorio y calmante del dolor, con relajación muscular, provocando una sensación de bienestar. Por último, los efectos biológicos se producen por la acción de los microorganismos o macroorganismos que se encuentran en el agua, en compleja unión.

Los tratamientos que se ofrecen en los centros termales, constituyen un complejo proceder terapéutico en el cual intervienen amplia variedad de factores:

  1. las características minerales de las aguas,
  2. las técnicas de administración de las mismas,
  3. factores ambientales y climáticos,
  4. el plan de actividades diarias,
  5. el régimen alimentario-dietético,
  6. ejercicio y reposo adecuados,
  7. influencias psicosociales,
  8. otros.

Todos los factores tienen importancia, pero son las aguas mineromedicinales y sus técnicas de aplicación los factores esenciales dentro del proceso terapéutico.

Edad del agua en Termas del Salado: 34000 años I Certificado por el CONICET
Fuente de la información:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here