27 de noviembre: día de la Virgen de la Medalla Milagrosa e inauguración del complejo termal de Villa Elisa

0
130

En el año 2000, María Rosa Flores (procedente de Beccar, Buenos Aires), visitaba frecuentemente nuestro complejo termal vendiendo elementos de santería y platería, a la vez que disfrutaba de nuestras aguas termales.

Un día nos comentó que pertenecía a un grupo de oración, y que en ocasiones de inicios de emprendimientos como éste, regalaban una imagen de la Virgen de la Medalla Milagrosa que ella misma pintaba a mano. El Directorio aceptó con gusto el obsequio y se optó por ubicarla en una ermita en una parte alta y de fácil acceso en el complejo.

María Rosa consultó cuándo estaría la Virgen en su lugar definitivo y le dijimos que sería el 27 de Noviembre, (sorpresivamente) ¡el Día de la Virgen de la Medalla Milagrosa! Grande fue su sorpresa y alegría. En la tardecita del 27 de noviembre de 2000 se trajo la imagen en procesión de antorchas, siendo entronizada y bendecida.

Schroeder, quien participó de la perforación del pozo termal comentó, muy emocionado, que cuando se había atorado el trépano que detuvo la perforación y tuvo angustiado a todos los participantes del proyecto, él había arrojado en el pozo un par de medallitas con la imagen de ésta misma Virgen. Casualidad o no, todos sentimos que es nuestra Madre protectora desde los inicios de este fantástico emprendimiento que tanto nos llena de orgullo.

¡Para Sentirse Bien!

Desde el calor veraniego hasta el frío invernal, todo lo necesario para cubrir el abanico de temperaturas se encuentra en Termas Villa Elisa.

Las posibilidades son variadas. Un sector de piscinas con agua 100% termal, desde los 36° a los 38° de temperatura, ideales para reconfortarse en los días fríos, con hidrojets y espacios calefaccionados para el reposo. Las semicubiertas cuentan con servicios complementarios en su interior (como duchas), mientras que otras poseen cerramientos laterales.

Un segundo sector está integrado por la piscina semiolímpica “Y”, piscina con olas artificiales y plaza acuática, ideales para la recreación en temporada estival.

Y un tercer sector: Piscinas de la Rivera, de las cuales una es totalmente cubierta, con sectores de vestuarios, duchas y sanitarios incorporados, lo que hace posible salir del agua sin exponerse al frío exterior. Grandes y chicos disfrutan este espacio, ya que está pensado para la familia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here